La psicología en el diseño de interiores

“Un espacio lleno de alegría es como tu museo de arte personal” – frase de Marie Kondo que nos recuerda que cualquier espacio/ambiente dentro de un hogar tiene que ser más que cuatro paredes con color y muebles. Un espacio puede dictar como te hace sentir, demostrar tu personalidad, cambiar tu estado de humor y productividad.

Normalmente cuando hablamos de diseño interior, hablamos solamente de sus partes estéticas, como lograr materializar planos, estilos y nuevas tendencias. Pero esto es solamente la punta del iceberg. La psicología del diseño interior existe desde hace muchos años con filosofías como el feng shui, la Vastu Shastra, entre otras; Gracias al éxito y resultados de ellas, hoy en día existen neurocientíficos enfocados únicamente a estudiar el efecto del diseño interior en nuestras emociones, personalidad y creatividad.

 Colores y emociones

 Un área que no siempre se toma en consideración es el efecto psicológico del diseño interior. Increíble pero cierto, las decisiones que tomas cada vez que deseas remodelar un espacio tienen un impacto directo en tus emociones, personalidad y percepciones. Decisiones en torno a colores dictan y reflejan como vemos el mundo a nuestro alrededor, a manera que vayas conceptualizando tu espacio hay que tomar en cuenta que los colores son los principales generadores de emociones, e influenciaran de manera directa en lo que tu espacio refleja. Por ejemplo, espacios de trabajo normalmente se eligen tonos azules y grises para aumentar la productividad; cocinas con colores cálidos y amarillos para elevar el metabolismo y energía; salas de tonos lavanda para causar relajación.

 

Espacios y percepciones

 Una vez se decidan los tonos, sigue otro punto importante respecto a la percepción de espacios, cómo llenarlos e iluminarlos. El sociólogo, Jean Baudrillard en su libro “el Sistema de objetos” argumenta que cada objeto tiene una función dentro de un espacio y cómo elegimos acomodarlos para llenar un interior refleja acerca de nuestra personalidad, deseos y subconsciente. Sugiere evaluar algunos criterios al momento de llenar un espacio:

Función: ¿el objeto (sofá, silla, tamaño del espacio) llenara tus necesidades? ¿La sala será funcional para que tus invitados y familia estén cómodos?

Intercambio: ¿el valor del objeto es justificable y lograra mi objetivo?

Simbólico: ¿el objeto tiene un valor sentimental?

Todos estos criterios y la percepción de espacio hacen que ambientes evoquen un sentido positivo. Es por esto que también existen varios principios para que un cuarto parezca más grande, un comedor se vea más Iluminado, una sala más acogedora y se provoquen sentimientos positivos y personales que inviten a disfrutar del ambiente. 

Conoce tu visión

Cualquiera que sea tu decisión para remodelar o crear un nuevo espacio interior; por medio de un estudio de diseño de interiores como Interdek o decidas hacerlo tú mismo; ¿pregúntate cual es la visión de cada espacio? Que sentimiento quieres que provoque: ¿relajación, alegría, productividad, sofisticación? Lo importante es que el resultado sea perfecto para ti, y que no solo refleje lo que deseas actualmente pero También que emane una visión a futuro; a dónde quieres llegar y quien deseas ser. Es por esto, que la famosa frase aplicada a entrevistas “No te vistas para el trabajo que tienes sino para el que quieres” También aplica en el diseño interior.

 

1 comentario

Gaby Perez

Me gusta mucho su concepto, no conozco otros estudios de diseno de interiores igual – y esta increible que hayan agregado una seccion de blogs, porfavor compartan tips de diseno que nostras podamos aplicar en nuestra casa.

Dejar un comentario